martes, 7 de abril de 2020

Planetización

El virus lo ha dicho claramente: "Pensar en los demás ha dejado de ser una cuestión de caridad, es una cuestión de inteligencia". Hay un ente superior que se llama colectividad sin cuya ayuda no nos podemos salvar. Por eso tenemos que preocuparnos más de él, tenemos que empezar a mimarlo, a quererlo. Hay que hacer crecer una conciencia colectiva, un ánimo común, hay que entender que en el respeto hacia los otros y en la suerte de los demás está la clave de nuestro futuro, hay que fomentar desde lo más íntimo el cariño hacia ese ente colectivo superior que se llama humanidad. Y eso no tiene mucho que ver con la globalización. Se ha hecho obligatorio pensar socialmente en el conjunto, no económicamente. Hay que avanzar en la necesidad de una planetización no una globalización de movimientos y de consumo, un sentimiento real que una y defienda al planeta en su conjunto. Ya hemos visto que la Europa pretendida era mentira y que cuando suena la alarma desaparecen los lazos de hermandad e impera el sálvese quien pueda. Ya hemos comprobado que la política que hemos venido practicando ha ido eclipsando el bien común y que la globalización que hemos incubado ha venido acompañada de unos efectos nocivos de individualismo y de una fragilización progresiva de los vínculos sociales. Tal vez estemos ante la gran oportunidad para dejar a un lado el hedonismo social que hemos creado e instaurar una nueva ética. Ojalá.

1 comentario:

  1. bonita reflexión, ojalá si, ojalá esto sirva para remover conciencias y cambiar ciertos patrones con los que veníamos viviendo, ojalá sirva para respetar más al planeta a la naturaleza, a nosotras mismas.... ojalá sirva para darnos cuenta de lo que realmente vale,alejándonos de bienes materialistas y fugaces..... si, ojalá sirva para construir un mundo mejor a nuestro alrededor, de las cenizas resurge el ave fénix, todas somos parte de esto, todas tenemos el potencial de hacerlo mejor

    ResponderEliminar