viernes, 3 de diciembre de 2021

La ignorancia como arma política

En las sociedades primitivas era la fuerza la que sometía al rival. Con el racionalismo la razón se convirtió en el arma poderosa para salir victorioso en una confrontación. En la actualidad son otras las herramientas que se imponen para ganar batallas. Curiosamente, en la sociedad mediática ha dejado de ser cierto que el que tiene la información tiene el poder. Hoy el gran objetivo es generar desinformación. Esa es ahora la nueva clave. Se buscan expertos en agnotología, esa curiosa ciencia que estudia la producción y la estrategia de la ignorancia como arma ideológica. Convivimos con una inflación galopante de fake news. Si te lo crees, estupendo. Si no te lo crees ya te cansarás de intentar comprobar su hipotética veracidad. Es la nueva educación en la ignorancia. El truco consiste en generar dudas de credibilidad, conflictos de identidad, sembrar confusiones, incertidumbres, recelos de todo tipo para que sea el propio individuo el que renuncie, el que se inhiba, el que termine aceptando como válidas las tesis que ofrece el más simpático o el más ocurrente, no las que consideraría más sensatas, más convincentes o más razonables. Cuanto más desorientados más sumisos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario