martes, 28 de diciembre de 2021

Aprendiendo a pensar

Ahora, una vez que la velocidad del mundo externo disminuye, una vez que vuelve la luz a iluminarme, descubro que la insolente hemorragia que me embistió por detrás llegó a producirme un shock hipovolémico que ha estado a punto de conseguir arrastrarme al abismo. Un detalle espeluznante que roza la tragedia pero que no altera para nada el equilibrio. Impresiona, pero no descompone. Por suerte, golpe a golpe he ido aprendiendo a pensar. Verso a verso la vida me ha ido enseñando. Aprender a pensar no significa otra cosa que ejercer un cierto control sobre qué piensas. Esta asignatura fundamental te enseña a ser consciente, a estar en alerta permanente para no despistarte con lo que pasa y así prestar suficiente atención a por qué pasa lo que pasa. A partir de ahí puedes escoger de qué manera construyes el sentido que pretendes para tu vida según las experiencias que vives. En el fondo lo único importante en la vida es saber mirarla de frente para comprender nuestra realidad, escucharla en silencio sin que nos nuble el entendimiento la velocidad a la que se mueve el entorno.

domingo, 26 de diciembre de 2021

Volver a vivir

Me recuesto en la cama, cierro los ojos, dejo el libro y me pongo a pensar en lo que había pasado. Había perdido el conocimiento al llegar a urgencias. Entre la niebla oigo gritos, voces que sobresalen. Una enfermera me levanta los pies, otra me sujeta la cabeza y me habla. No entiendo nada. No sé qué pasa. Me voy recuperando. Poco a poco recobro la luz. Me siento mejor.  Tras dos días recolocándome en la UCI me suben a la habitación. Me siento aliviado. Anteayer me quitan la sonda y todo el cableado de los brazos. Me siento libre. Ayer empecé a tomar alimento y pude caminar por el pasillo. Me siento animado. Hoy mi vista se para distraída en el libro que desde que estoy aquí duerme desapercibido en la mesita al lado de mi cama. Hoy lo cojo. Al momento me doy cuenta de que mis ojos discurren alegres por las páginas, que mi ánimo disfruta entusiasmado correteando entre las líneas de texto. Mi mente vuela deprisa. Entonces, solamente entonces, me doy cuenta de que ya estoy vivo otra vez.

miércoles, 8 de diciembre de 2021

Somos muchos

Por grande que sea el recipiente si lo seguimos llenando indefinidamente llegará un momento que ya no cabrá en él nada más. Y en la Tierra ya no cabemos. El crecimiento de la población es vertiginoso y en consecuencia el mundo se nos ha quedado pequeño. Aunque el tema de la cuestión demográfica, en términos de sobrepoblación, sea un asunto políticamente casi intratable, el descenso demográfico de la cantidad de homo sapiens a menos a medio y largo plazo, por las buenas o por las malas, es imprescindible. La medida más efectiva de control demográfico es también la más deseable: aumentar el control de las mujeres sobre sus propias vidas, en especial mejorando el acceso de las niñas pobres a las oportunidades educativas.

viernes, 3 de diciembre de 2021

La ignorancia como arma política

En las sociedades primitivas era la fuerza la que sometía al rival. Con el racionalismo la razón se convirtió en el arma poderosa para salir victorioso en una confrontación. En la actualidad son otras las herramientas que se imponen para ganar batallas. Curiosamente, en la sociedad mediática ha dejado de ser cierto que el que tiene la información tiene el poder. Hoy el gran objetivo es generar desinformación. Esa es ahora la nueva clave. Se buscan expertos en agnotología, esa curiosa ciencia que estudia la producción y la estrategia de la ignorancia como arma ideológica. Convivimos con una inflación galopante de fake news. Si te lo crees, estupendo. Si no te lo crees ya te cansarás de intentar comprobar su hipotética veracidad. Es la nueva educación en la ignorancia. El truco consiste en generar dudas de credibilidad, conflictos de identidad, sembrar confusiones, incertidumbres, recelos de todo tipo para que sea el propio individuo el que renuncie, el que se inhiba, el que termine aceptando como válidas las tesis que ofrece el más simpático o el más ocurrente, no las que consideraría más sensatas, más convincentes o más razonables. Cuanto más desorientados más sumisos.

El enano y yo

  Dicen algunas de las personas que me conocieron en mis años mozos que yo era guapa. Yo nunca lo pensé. Ni guapa ni fea, todo lo más con &q...